Silvano Lora

Retos del sector cultural en la pospandemia

May 27, 2020
admin

¿Política Cultural en República Dominicana? NO EXISTE.

Por Lauristely Peña Solano

Tenemos un Ministerio de Cultura y eso nos lleva a pensar, erróneamente, que República Dominicana tiene una política cultural, quizás no la conocemos, pero seguro la tiene, ya que para desarrollar e impulsar políticas públicas es que existen los ministerios o instituciones estatales. No nos dejemos engañar por esa idea, aunque es lo más lógico, como diría Altagracia Salazar esto es una especie de Macondo.

República Dominicana NO tiene política cultural. La conformación del Ministerio de Cultura responde a la tentativa de establecimiento de una política cultural, sin embargo, estos meses de pandemia, estado de emergencia y aislamiento social son muestra inequívoca de ello, por si faltaba constatación.

¿Cuál es nuestro panorama?

Dirección General de Bellas Artes constituida, principalmente por: La Escuela Nacional de Arte Dramático, La Escuela Nacional de Artes Visuales y el Conservatorio Nacional de Música ¿qué grado académico ofrece a las personas que egresan tras 4 años de estudios? TÉCNICO. ¿Ha intentado el Estado Dominicano profesionalizar con el grado académico adecuado a sus artistas? NO.

La Dirección General de Museos del Ministerio de Cultura registra al mes de agosto 2019 un total de 12 museos de los cuales 9 están ubicados en la ciudad capital, de esos, tres se encuentran cerrados por remodelación (desde inicios del 2018) entre ellos el único museo de arte estatal que es el Museo de Arte Moderno, los demás son museos históricos o espacios culturales. No parecen ser tan importantes los museos, por eso es posible prescindir de los pocos que tenemos durante tres años consecutivos. ¿y la Bienal de Arte, para qué sirve eso? Tenemos dos versiones canceladas.

Ahora se tiene la excusa perfecta “por la suspensión de labores por la cuarentena han tenido que paralizar los procesos de remodelación, lo cual ha roto la programación de inauguración y las actividades programadas para su relanzamiento” según expone Cayo Claudio Espinal, uno de los muchos viceministros del Ministerio de Cultura.

Cayo Claudio, en el diálogo abierto el pasado viernes 22 de mayo, reconoce que el país vive una crisis en el sector libro y editorial “la Feria del Libro se había establecido como un espacio de promoción de la lectura, sino también como el principal espacio de comercialización del libro.” ¿qué solución se propone? La Feria desde Casa, un improvisado y burdo programa de actividades, que desluce tanto por su planteamiento, como por su incógnita.  ¿Cuáles son las políticas que se plantean para el sector bibliográfico y editorial? ¿es acaso imposible decidir mover la fecha de la FIL como ya se ha hecho anteriormente? ¿La Feria desde casa equipara al “magno evento cultural” que representan las FIL?

Las artes escénicas no corren con mayor suerte, la ENAD continúa con las condiciones precarias, el Festival Internacional de Teatro no se hace desde 2018, en su lugar en 2019 se celebró un Festival Nacional de Teatro, eso tras muchas protestas.

Si seguimos no acabamos… ¿qué hizo el Ministerio de Cultura y su amplia nómina durante los pasados meses?, nada. Recién a mediados del mes de mayo van surgiendo algunas actividades esporádicas que bien pudieron desarrollarse a lo largo de estos meses de confinamiento. 

¿El problema? El Ministerio de Cultura no está constituido por gestoras/es culturales, sino por funcionarios/as puestos en cargos políticos, que ya sea por aburrimiento o por inercia hacen una que otra cosa en la medida en que sus escasos conocimientos, habilidades e interés le permite, luego está el pequeño grupo de gestoras/es culturales que con pasión trabajan en distintos departamentos o entidades del Ministerio, con mucho trabajo y condiciones salariales deplorables, además deben sortear como se pueda el peso y las barreras de la mediocridad burócrata que enmaraña todo. El Ministerio de Cultura es una institución llena de botellas pretenciosas que absorben los recursos que deberían utilizarse para fomentar el arte y la cultura. ¿cuántos viceministros tiene el Ministerio de Cultura? ¿qué es un viceministro, para qué sirve? ¿es tan grande e imposible de asumir el puesto de ministro que se necesitan tantos viceministros, además de directores (y pocas directoras) de departamento?

El Ministerio de Cultura es una entidad que en teoría debería ser fundamental, sin embargo, resulta infuncional, no es más que un espacio de corruptela que permite la politiquería barata, el nepotismo y ahora el asistencialismo. Lo confirma Cayo Claudio cuando no puede dar cuenta de ninguna otra medida o política cultural distinta a inscribir a un puñado de personas en los programas asistencialistas del gobierno.

Lo demuestran los grupos individuales de gestoras culturales que sin contar con los recursos y el entramado del Ministerio de Cultura logramos impulsar proyectos culturales que sí responden de manera efectiva a las demandas y necesidades de los tiempos.

Desde el Taller Público Silvano Lora organizamos la Feria Marginal, el año pasado paralelo a la FIL con 50 actividades abiertas al público con el único recurso de la creatividad, pasión y amor por nuestras expresiones identitarias y culturales. Este año, a pocos días de iniciada la pandemia desarrollamos un programa cultural a modo de tertulias Fogaraté que trasmitimos por Youtube y Acento TV, también organizamos la 2da Feria Marginal ya que no teníamos noticias de la FIL, actividad en la que aún trabajamos, por cierto, sí vendemos y promovemos libros y autoras dominicanas.   

¿Somos especiales, súper poderosas o nos llueven los recursos? No, lo mismo han hecho decenas de escritoras/es, docentes y gestores/as culturales a quienes sí les interesa la promoción de la industria cultural, desde inicios de la pandemia supimos que nuestro rol no puede simplemente desaparecer, así que, solo por poner algunos ejemplos, el Teatro Alternativo Lorena Oliva, Teatro Guloya, Ibeth Guzmán y Pedro Ant. Valdéz con sus Diálogos Académicos… un grupo importante de artistas y gestores/as movilizamos nuestros talentos y escasos recursos para ofrecer y promover contenido cultural de calidad ¿Qué le impidió al Ministerio de Cultura hacer lo propio? la desidia, el desinterés, la falta de políticas. El fomento y promoción artístico cultural no parecen ser las prioridades del Ministerio de Cultura que tras dos meses de largo silencio y ausencia se destapa una que otra actividad y con medidas torpes, mal planificadas y hasta risibles, que al final son lo mismo de siempre, discurso vacío, palabrería.